lunes, 28 de octubre de 2013

El Libro impreso frente a libro digital

Por Luis Peña. 2013

En sus inicios el ser humano manifestó su expresión a través de pictogramas, dibujos, jeroglíficos, etc. para darse a entender y utilizó diversos tipos de materiales para dejar su legado. Las paredes de las cavernas fueron utilizadas como los primeros soportes en donde el hombre primitivo se expresaba. Con el tiempo, el hombre aprendió a utilizar otros soportes como la piedra, la arcilla, el papiro, la vitela (la cual se hacía de cuero de carnero y de oveja). Estos fueron los primeros ensayos del hombre para plasmar sus ideas impresas sobre algún material sólido.

Con la aparición de la imprenta, el papel hace su debut y el libro tomó el protagonismo. Hasta el día de hoy, el papel sigue siendo uno de los medios favoritos para imprimir el pensamiento humano. Con la aparición de los multimedios, el papel parece haber perdido auge, pero estos coexisten al mismo tiempo y no sabemos hasta cuando. El libro físico sigue siendo el favorito de muchos...y de mí también.

Hoy en día se debate el tema de la desaparición del libro físico siendo desplazado por el formato virtual y digital. Y las conclusiones son referidas a la existencia dual de ambos. ¿Cuáles ventajas ofrece el libro digital sobre el formato impreso? Tiene algunas diferencias muy marcadas y es por ello que tal vez muchos prefieran este nuevo formato. Por ejemplo: en la memoria de una pequeña tableta podemos llevar cientos de libros y tener hasta nuestra pequeña biblioteca y ordenarlos, moverlos, borrarlos, trasladarlo, etc. a voluntad, de un lugar a otro, con el menor esfuerzo. En contraposición, no podríamos hacerlo con la misma cantidad si estuvieran en formato impreso. Pues hacer esto nos tomaría mucho tiempo.

La versatilidad del libro digital es innegable, para ser cambiado incluso de un formato a otro o de ser enviado a gran distancia en pocos segundos. En cambio el libro físico tiene otras peculiaridades que lo hacen ser apreciado aún hoy en día: nos gusta sentirlo en nuestras manos; nos place rallarlo y marcar tal o cual tema, frase o palabra, entre otras virtudes.

Lo cierto es que también con el libro digital se puede marcar, rallar, colorear, entre otras cosas que no se puede hacer con el impreso, como lo es el poder cambiar el tipo de letras o su tamaño y poner fondos de colores, etc.

Añado aquí que, mientras iba en el tren de mi ciudad, veía una chica que leía su libro mientras yo leía algo en mi tableta y, de momento pensé: caramba si, si se va la luz, ella no podrá continuar leyendo, pero yo sí, pues la tableta tiene luz, pero el libro no. He ahí una ventaja del libro digital sobre el impreso, que aunque necesitamos de algún dispositivo adicional para leer, podemos hacerlo aun en la oscuridad. Me parece muy bueno, muy bueno…

Pienso que el libro digital tiene múltiples ventajas sobre el libro impreso y que este a la larga va a sustituir al segundo. No es el tiempo aún, pues es solo la añoranza y el contacto físico con el libro lo que ha permitido que ambos coexistan, de lo contrario…ya no existiría el libro como lo conocemos hoy. Nos queda quizás un par de cientos de años más de disfrute de nuestro anhelado y magnífico libro impreso.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

El WhatsApp : ventajas y desventajas

 Luis M. Peña 25 de octubre, 2017 Sobre el autor. Licenciado en Lenguas Modernas mención Inglés y Licenciado en Educación mención Bib...