lunes, 28 de octubre de 2013

LOS PROCESOS TÉCNICOS DEL LIBRO EN LA BIBLIOTECA PEDRO MIR, UASD, SANTO DOMINGO

06/02/2013
Por Luis M. Peña

La Unidad de los Procesos Técnicos en la Biblioteca Pedro Mir, es el lugar en donde se preparan los libros que luego llegan a la sala listos para el servicio.  ¿Bajo cuáles condiciones y por cuantos procesos pasa un libro antes de llegar al usuario final? Este es el objetivo de este artículo: explicar cada uno de las etapas por la que un libro se somete al momento de llegar al área de Procesos Técnicos.

Antes de llegar a la Unidad de Procesos Técnicos, los documentos (ya sean libros, folletos o publicaciones periódicas), y si es el caso de una compra, se hace el tramite vía la oficina administrativa; luego llegan los materiales al los Procesos Técnicos. También si son donaciones, pasan primeramente por la dirección técnica.

Al llegar a Procesos, lo recibe uno de los técnicos, que a la vez lo registra y va llevando el cómputo de todo lo que entra en esta unidad. Desde allí, el libro, no pasa directamente a ser procesado y, esto debido a la gran cantidad de materiales pendientes por trabajar, si no que es colocado en estantes de depósitos y permanecen allí por un tiempo.

Los libros y folletos se procesan en esta unidad, pero las revistas son enviadas a la sala de revistas, en donde son trabajadas y digitadas en el sistema. El libro, entonces, una vez que es tomado para ser procesado, es catalogado en el sistema de base de datos por los catalogadores, quienes le hacen la descripción física y la clasificación. Cada día se van acumulando y pasan luego por la mano de otro catalogador más experimentado, quien lo revisa, para luego pasarlo a los procesos siguientes. Olvidé decir aquí, que después del registro, un auxiliar técnico, lo sella y le coloca el bolsillo. Los pasos siguientes, después de catalogado y clasificado, es hacerle el tejuelo y los marbetes. Un técnico auxiliar se encarga de esta labor. Otro auxiliar toma los libros ya listos y le coloca los tejuelos en el lomo, así como los marbetes y el código de barras en la parte trasera del libro.

Aún le queda otro paso: el libro es vuelto a revisar físicamente, para verificar que todo esté bien. Dos tarjetas van dentro del bolsillo para fines de préstamos en sala.
En resumen, un libro de la Biblioteca Pedro Mir, no llega a la sala en paracaídas, sino que debe pasar un riguroso esquema de recibimiento, registro, sellado, catalogado, clasificado, tejuelado,   etiquetado y revisado varias veces, por personas diferentes. Los auxiliares los preparan físicamente y los catalogadores le dan entrada en la base de datos. Hasta que el libro no haya completado todos esos pasos, no es liberado en el sistema, para que pueda ser visualizado en el catálogo en línea de la biblioteca y estar disponible para el usuario.

El hecho de ver un libro en las estanterías de la biblioteca, no es un proceso tan simple. Se ve sencillo ver al bibliotecario de servicio, tomarlo y hacerlo llegar al usuario, pero en realidad no es así. Cada libro pasa por este proceso científico-técnico antes de llegar a la mano de cada persona, cada estudiante, de cada investigador, etc. Espero que los lectores entiendan que la Bibliotecología es una ciencia y que cada bibliotecario es un manejador de la información y del conocimiento y el producto de lo que le hacer llegar a cada usuario, es una labor científica y eso toma se tiempo.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

El WhatsApp : ventajas y desventajas

 Luis M. Peña 25 de octubre, 2017 Sobre el autor. Licenciado en Lenguas Modernas mención Inglés y Licenciado en Educación mención Bib...