lunes, 20 de marzo de 2017

LOS BIBLIOTECARIOS Y LA SOCIEDAD

Publicado el: 5 marzo, 2017   Periódico HOY
Por: Teresa Peralta / tperaltacheco@gmail.com

       La bibliotecología en la República Dominicana es un saber y una profesión relativamente joven, con una cantidad reducida de profesionales en comparación a la potencial demanda de la población. Es una labor ambivalente en un proceso de redefinición de su campo de estudio, que se enmarca en el mundo de la cultura, la educación y del conocimiento organizado y registrado. El bibliotecario está en las universidades y en todas las instituciones públicas y privadas donde hay centros de información, centros de documentación y bibliotecas, sin importar su naturaleza.

     El profesional de la biblioteca es un mediador entre el usuario y el conocimiento organizado, un gestor, animador social con vocación de servicio para hacer llegar la información contenida en documentos de cualquier tipo y formato a la población. Es un ente social dinámico, su función constituye un servicio fundamental e imprescindible para todos aquellos ciudadanos que requieren y buscan documentación como insumo para crear y recrear el saber.

      A esta profesión se le ha etiquetado como algo aburrida. Hoy es un quehacer cambiante que exige la actualización permanente debido al avance de la tecnología; es una profesión activa, de servicio, adaptación e imaginación, y requiere del aprendizaje constante y el compromiso de quienes la ejercen.
     Hoy los bibliotecarios estamos empeñados en la defensa del libro y de la lectura. Las transformaciones sociales, políticas, tecnológicas y económicas influyen en todas las profesiones, y particularmente en aquellas en que hay una enorme influencia
Asumimos un compromiso social, aunque la sociedad siga teniendo una visión medieval del bibliotecario. Aun así, la bi bliotecología es poco conocida y poco valorada en nuestro país.
Tradicionalmente a las bibliotecas y a los bibliotecarios se les ha considerado como neutrales, sin embargo, desde su actividad que es proporcionar acceso a la información, la cual es producida dentro de un contexto cultural, se está tomando postura pues la cultura nunca ha sido imparcial.
      La bibliotecología no es una profesión neutral. Se enmarca dentro de las ciencias al servicio de una sociedad en la que se hace imperante la búsqueda de la justicia social. En este marco abogamos porque todas las personas tengan el mismo derecho de acceso a los servicios culturales y a la información.

*La autora es catedrática universitaria y gestora cultural.
  


No hay comentarios:

Publicar un comentario

El WhatsApp : ventajas y desventajas

 Luis M. Peña 25 de octubre, 2017 Sobre el autor. Licenciado en Lenguas Modernas mención Inglés y Licenciado en Educación mención Bib...