miércoles, 17 de febrero de 2016

El presupuesto de la Biblioteca


Las bibliotecas públicas, privadas, escolares, nacionales, universitarias, etc. necesitan para manejarse bien, de un presupuesto asignado por las instituciones para las cuales funcionan. No podemos asimilar la idea de que una entidad X se maneje sin el uso del dinero, para la adquisición de sus insumos. Desde un humilde hogar, pasando por los negocios informales y hasta las grandes corporaciones e industrias, se mueven todas gracias al presupuesto asignado para su funcionamiento.

No podemos pretender, de igual modo, que la biblioteca no tenga también asignado su propio presupuesto para ejercer su función como promotora de la cultura y la educación. Las bibliotecas necesitan dinero para muchas cosas como son, a saber: compras de nuevas adquisiciones, equipos, compra de materiales gastables y otras de menor importancia. 

Las bibliotecas tienen la obligación de ir avanzando conforme avanza el tiempo y la tecnologías y todo eso se hace con dinero. Por lo que las instituciones que tienen bibliotecas bajo su dirección, deben tener en cuenta a sus bibliotecas al momento de establecer el presupuesto anual y esto, en virtud del tipo de biblioteca y la cantidad de usuarios que asisten a la misma, ya que existe una relación directamente proporcional entre la cantidad de documentos que debe tener la biblioteca en su fondo bibliográfico y la cantidad de usuarios, por lo tanto, del mismo modo, de acuerdo al tipo de biblioteca y la cantidad de usuarios, se debe asignar dicho presupuesto. No es lo mismo una biblioteca escolar, que una biblioteca especializada o una universitaria.

Los directores o encargados de bibliotecas deben participar de las reuniones anuales que hacen la instituciones, para tratar el tema del presupuesto y de ese modo conocer el monto asignado para ellos. De ahí que, el encargado de biblioteca, sabrá qué hacer con su parte. Y, como mencionamos más arriba, una parte debe ir asignado para la compra de nuevos libros y otros tipos de documentos, así como la adquisición de equipos y herramientas tecnológicas.

Imagen de ejemplo tomada del Internet

El presupuesto para la biblioteca es tan importante, como importante son los demás procesos internos. Incluso, algunos programas de gestión bibliotecaria, traen integrado un módulo dedicado a la administración presupuestaria. Es el caso del Sistema SIABUC, de la Universidad de Colimas, México, el cual maneja explícitamente lo relacionado al fondo monetario asignado a la biblioteca.



En estas imágenes se muestra el módulo del SIABUC para registrar y controlar el presupuesto de la biblioteca. En el mismo se gestionan los pedidos, las solicitudes y la recepción, entre otros.

No debemos cansarnos, como encargados de bibliotecas, de sugerir, pedir o solicitar, la asignación presupuestaria para la biblioteca, de lo contrario, la misma se irá cayendo en la obsolescencia, a saber: los equipos tecnológicos perderán su vida útil, los libros perdidos y mutilados no tendrán su reemplazo, no se podrá encuadernar los libros maltratados, etc. Por que todas estas acciones ameritan el uso de recursos monetarios. Las instituciones no pueden pretender dar una mejor cara al público con su biblioteca perdida en la obsolescencia. Una biblioteca moderna y actualizada, es una muestra de que dicha institución está en buenas y próspera. Las bibliotecas sirven de base sustentatoria en los estudios y las investigaciones científicas. Ellas se han encargado, por siglos, de conservar y difundir el conocimiento, de ahí la función principal de las mismas. 

En síntesis, toda biblioteca, por más pequeña que sea, debe disponer de un presupuesto anual, para poder cumplir con su misión y función. Queda pues, de cada organismo, hacer las diligencias necesarias para incluir a sus bibliotecas en sus planificación anual. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

El WhatsApp : ventajas y desventajas

 Luis M. Peña 25 de octubre, 2017 Sobre el autor. Licenciado en Lenguas Modernas mención Inglés y Licenciado en Educación mención Bib...