lunes, 8 de mayo de 2017

La necesidad de un catálogo unido de las Bibliotecas Universitarias Dominicanas

Hasta el día de hoy no se ha logrado, a pesar de las tecnologías y los recursos disponibles.
Al momento de catalogar un documento, los bibliotecarios de los procesos técnicos en una biblioteca, acudimos a otras fuentes además de las herramientas ya conocidas, con la finalidad de agilizar el trabajo. Esto además, nos permite comparar y / o actualizar información.

Desde hace ya mucho tiempo hemos concebido la idea de que, al menos en Santo Domingo, debería existir un catálogo unido de las bibliotecas universitarias. De esa manera sería más fácil la consulta al momento de catalogar un recurso.

Tengo en la carpeta "Mis favoritos" varias bibliotecas importantes, a saber: INTEC, UNIBE, Biblioteca Luis Arango, y la Biblioteca del Congreso. La mayoría de los libros los encuentro en INTEC y en la Biblioteca del Congreso, cuando no los encuentro en nuestro propio catálogo. Este paso es imprescindible al momento de catalogar. No podemos realizar esta labor, sin buscar primeramente el documento. De ahí el uso de las consultas en otras bibliotecas.

El catálogo unido pretende ser una herramienta de consulta, tanto para nosotros, como para otros lugares del mundo que conozcan de la existencia de dicho catálogo.

Los recursos.

Se necesitaría de un servidor privado y pagado por las universidades implicadas, con una aplicación informática que utilice el formato Marc21, por ejemplo, y desde donde se pueda acceder públicamente. Otra opción posible es un espacio en la nube, ya que hoy en día todo se está yendo hacia allá, por su bajo costo.

Las bibliotecas universitarias de Santo Domingo constituyen la mejor iniciativa, pues son las que poseen mejores recursos tanto humanos como económicos. Si se unen, pueden lograr la implementación de este servicio, que serviría a todos a la vez, pues todos haríamos uso del mismo.

Un catálogo unido es una muy buena iniciativa, una muy buena herramienta de consulta y no creo que los costos sean tan elevados que no lo pueda cubrir todas las universidades juntas.

Papel del Estado.

El Estado Dominicano, como fuente principal de los mayores recursos y amparados en la Ley del Libro 502-08, puede colaborar con este proyecto. En la citada Ley en su artículo 3, se observa el siguiente objetivo:

Articulo 3. Objeto. Esta ley tiene por objeto: a) Establecer normas y principios dirigidos a fomentar las bases de una política integral y sostenible que conduzca a democratizar en la República Dominicana la lectura y el acceso al libro; b) Lograr un desarrollo armónico de la industria editorial dominicana en sus diversos sectores y procesos; c) Estructurar un Sistema Nacional de Bibliotecas, como medios necesarios para el desarrollo social, educativo, cultural, científico, tecnológico y económico de la nación y para su integración con el mundo. 

La Ley del Libro es una herramienta valiosa para solicitar del Estado su participación en este tipo de iniciativa, la cual es de mucha importancia para impulsar la labor del bibliotecario en la República Dominicana.

Un catálogo unido, no solo sería una excelente herramienta de consulta, sino también una forma de trabajar mejor, unirnos más como sector y llevar a cabo la aplicación de los estándares internacionales.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

El WhatsApp : ventajas y desventajas

 Luis M. Peña 25 de octubre, 2017 Sobre el autor. Licenciado en Lenguas Modernas mención Inglés y Licenciado en Educación mención Bib...