lunes, 12 de mayo de 2014

Niveles de catalogación en las bibliotecas universitarias dominicanas

12/05/2014
______________________________________________________

A juzgar por la cantidad de datos en las fichas bibliográficas de los libros en las distintas bibliotecas universitarias dominicanas y, consultadas vía web, aparenta ser que el nivel de catalogación, se aproxima tímidamente al nivel 2.

No puedo juzgar a priori, ya que muchas bibliotecas en líneas, hacen uso de los estándares internacionales y permitan que el usuario pueda ver la ficha catalográfica, en varios formatos, a saber: formato ISBD (fichas normales), formato de columna y formato Marc21. Pero si solo vemos un formato disponible, nos nos he posible formular un criterio verdadero de que los datos visualizados allí, sean todos los que se capturaron en el sistema.

Soy uno de los que teorizo que la catalogación realizada por los bibliotecarios nuestros, se aproxima al nivel dos y que una parte de ellos apenas trabajan el nivel uno, que es para bibliotecas pequeñas, como las escolares y públicas.

Una biblioteca universitaria no puede catalogar a esos niveles de descripción, si no mas bien aproximarse al nivel tres, que es más descriptivo y más completo.  Es cierto que sí, que algunos elementos ya dejamos de utilizar, como por ejemplo, las dimensiones del libro y el precio, tal vez, pienso, por considerar estos datos poco relevantes.  Pero sucede lo contrario con informaciones como el campo de resumen, el de biografía del autor, la nota de contenido y otras notas de interés, por considerarlos demasiado trabajoso y como una pérdida de tiempo.

Pero hay que tomar en cuenta que los sistemas automatizados no están limitados a una ficha de 5 y medio por 12 pulgadas y además de eso, el poderoso recurso de la internet, que nos permite encontrar muchas veces, las biografías de los autores, resúmenes de libros, entre otras cosas adicionales. Pues bien, en ese sentido solo se excusarían aquellas bibliotecas de menores recursos y que disponen de poco espacio en el servidor y, que ignorar estos campos sería un ahorro de espacio. Pero ¿y qué de aquellas bibliotecas que despliegan una gran inversión en sus páginas web?

Mi simple observación va orientada a los catalogadores que utilizan los recursos automatizados de sus bibliotecas. Les animo a utilizar los recursos disponibles y elaborar fichas más acabadas, con una mayor descripción que le permita al usuario saber de antemanos si ese recurso le puede o no servir y, de esa manera evitarse pérdidas de tiempo.

_______________________________________ O ______________________________________



No hay comentarios:

Publicar un comentario

El WhatsApp : ventajas y desventajas

 Luis M. Peña 25 de octubre, 2017 Sobre el autor. Licenciado en Lenguas Modernas mención Inglés y Licenciado en Educación mención Bib...